Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

Compartir Twittear

Batalla campal

16 marzo 2018

En artículos anteriores de Star Wars™: Legión hemos visto el sistema de mando que simula el caos y confusión que reina en cualquier batalla. También hemos visto las rápidas mecánicas de movimiento que permiten desplazar a las unidades y colocarlas en posición. Pero las órdenes y maniobras no sirven de nada si no puedes usarlo para destruir al ejército del adversario, y eso es lo que vamos a ver en este artículo.

Una ráfaga de disparos de bláster

Una de las acciones más fundamentales de Star Wars™: Legión es atacar al enemigo. El objetivo principal de una partida rara vez es destruir todas las miniaturas del adversario, pero puedes estar seguro de que no conseguirás avanzar mucho sin atacar a las unidades del enemigo y causar bajas. Al igual que el movimiento, el sistema de combate de Star Wars™: Legiónmantiene las acciones fluidas y rápidas, al mismo tiempo que deja libertad para tomar buenas decisiones tácticas. Para llevar a cabo un ataque, solo tienes que usar para atacar una de las dos acciones de la unidad durante su activación, es importante recordar que solo se puede usar una acción para atacar por cada activación.

Al principio hay que escoger el objetivo del ataque y las armas que va a usar tu unidad. Todas las unidades en Star Wars™: Legión están equipadas con armas únicas, en la mayoría de los casos las unidades dispondrán de un arma a distancia y un arma para cuerpo a cuerpo, aunque algunas unidades pueden tener varias armas a distancia, un arma cuerpo a cuerpo o bien otras opciones. El primer paso para tener éxito en un ataque es escoger el arma adecuada para la situación actual.

Como ejemplo, vamos a considerar a un grupo de cinco Soldados de asalto que abren fuego contra varios Soldados rebeldes. Lo primero es reunir los dados que se van a lanzar, escogiendo las armas de las miniaturas y cogiendo los dados de ataque de esas armas. En el ejemplo se ha escogido que los cinco Soldados de asalto van a usar sus fusiles bláster E-11 y cada una de estas armas aporta un dado blanco de ataque, así que en total hay una reserva de ataque de cinco dados blancos. Hay tres tipos de dados de ataque en Star Wars™: Legión, blanco, negro y rojo. Los blancos tienen menos resultados de impacto, los negros tienen más y los rojos son los más peligrosos de los tres.

En el ejemplo, se lanzan los cinco dados blancos y se consigue un impacto, un incremento y tres caras vacías. En la parte derecha de la carta de unidad se puede ver si la unidad puede usar sus incrementos de ataque y defensa. Cada unidad es diferente en este sentido, los combatientes más ágiles pueden evitar el daño, convirtiendo los incrementos de defensa en bloqueos. Los Soldados de asalto están entrenados para eliminar a sus objetivos, y pueden convertir los incrementos de ataque en resultados de impacto, así que el incremento que ha salido en la tirada se convierte en un impacto.

Si los Soldados rebeldes hubiesen estado a cubierto o disponer de la ventaja de una ficha de esquiva, podrían negar algunos de los impactos del ataque. Pero no ha sido así, estaban en campo abierto y tienen que defenderse de la mejor manera posible. Una unidad bajo ataque lanza un dado de defensa por cada impacto que haya sacado el atacante. Los Soldados rebeldes usan dados blancos de defensa, así que se lanzan dos dados blancos para intentar bloquear los impactos.

Como se puede ver en la imagen de arriba, el jugador rebelde ha conseguido un incremento de defensa y una cara vacía. Los Soldados rebeldes pueden convertir los incrementos de defensa en bloqueos, así que uno de los impactos del ataque es bloqueado, pero el otro alcanza a los rebeldes. Todas las unidades de Star Wars™: Legión tienen impreso un umbral de heridas junto al dado de defensa en la carta de unidad. Este es el número de heridas que una miniatura en la unidad puede sufrir antes de ser destruida. Para las unidades de soldados básicos, esta cantidad suele ser uno, y los Soldados rebeldes no son una excepción. El impacto conseguido en el ataque destruye una miniatura de Soldado rebelde, que debe ser retirada del juego.

Algunas unidades, en especial los vehículos, tienen umbrales de herida más altos. Eso significa que no se destruyen con un impacto, pero tampoco son invencibles. Los vehículos tienen impreso un valor de resistencia bajo el umbral de heridas en su carta, y sufren graves daños cuando reciben heridas igual a su resistencia. Un vehículo puede ser dañado y perder acciones, inutilizado y tener restricciones al movimiento o perder una de sus armas que ya no se podrá usar durante el resto de la partida.

Cercano y personal

El combate cuerpo a cuerpo en Star Wars™: Legión se maneja de forma similar al combate a distancia. Se escoge el arma a usar por cada miniatura, que solo pueden ser de cuerpo a cuerpo. Después los jugadores lanzan los dados de defensa y ataque como ya se ha descrito. La principal diferencia radica en cómo se llega al cuerpo a cuerpo con el enemigo.

El cuerpo a cuerpo comienza cuando el líder de una unidad se mueve hasta estar en contacto base con base con una miniatura enemiga. Cuando esto ocurre, se mueven todas las miniaturas de la unidad y se ponen en contacto base con base con las miniaturas enemigas, y a partir de ese momento esas unidades están trabadas. Mientras dos unidades están trabadas, no pueden hacer ataques a distancia ni ser objetivo de ataques a distancia por parte de otras unidades. Una vez trabadas, las unidades solo pueden retirarse dedicando toda su activación y hacer un pequeño movimiento que les separe.

Poner a prueba el valor

La disciplina y el deseo de luchar pueden motivar a los soldados en el campo de batalla, pero hasta los más curtidos veteranos se pondrán a cubierto cuando están bajo fuego intenso. En Star Wars™: Legión esto se refleja con las fichas de Acobardamiento. Una unidad que ha sufrido un ataque a distancia con al menos un impacto, recibirá una ficha de Acobardamiento. Esto tiene ciertos beneficios para la unidad, ya que mientras tenga una ficha de Acobardamiento tendrá una mejor cobertura contra los ataques a distancia. Pero por supuesto, también tiene desventajas.

Todas las unidades de soldados tienen un valor de Aplomo, justo bajo el umbral de heridas. Una unidad que tenga tantas fichas de acobardamiento como su valor de aplomo, esa unidad se considera acobardada y pierde una acción. En el ejemplo de abajo, los Soldados rebeldes reciben una segunda ficha de acobardamiento, si no se la quitan, perderán una acción en su siguiente activación.

Recibir demasiadas fichas de acobardamiento puede hacer que una unidad entre en pánico y huya. Una unidad que tenga fichas de acobardamiento que igualen o superen el doble de su valor de aplomo, entra en pánico y su única acción será un movimiento hacia el borde de la zona de juego más cercano. Es posible recuperarse del acobardamiento. Al comienzo de cada activación las unidades pueden intentar reagruparse y quitarse una ficha de acobardamiento, y al final de cada ronda se retira una ficha de acobardamiento de cada unidad. Es más, los comandantes tienen la capacidad de poner orden en las tropas, así que mientras la unidad esté a distancia de mando de su comandante, podrán usar el valor de Aplomo de éste en lugar del propio cuando estén en pánico.

Comienza la batalla

Has preparado tu plan de batalla y conoces tus objetivos, pero ningún plan sobrevive al contacto con el enemigo. El combate terrestre rápido y táctico de Star Wars™: Legión está a punto de llegar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?