Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

Compartir Twittear

Todos preparados para el impacto

03 julio 2017

La película Rogue One nos ofrece muchas escenas épicas. Vimos AT-ATs disparando contra los soldados Rebeldes, haciendo que el suelo estallara con cada explosión. Vimos un tanque blindado explotar. Y vimos la primera prueba del arma de la Estrella de la Muerte, que con el uso de un único reactor borró completamente la Ciudad Santa de Jedha.

También presenciamos una escena que casi parecía haber sido guionizada para los fans de Star Wars: Armada. Sin posibilidad de combatir a  distancia, con decenas de escuadrones de combate TIE enemigos y un par de Destructores Estelares, la flota aún no podía penetrar en el escudo planetario y desactivarlo a tiempo hasta que el almirante Raddus tuvo una idea. Llamó a una corbeta Cabeza de Martillo, y ordenó impactar en el lateral de uno de los Destructores Estelares cuyos escudos habían sido desactivados. Este primer Destructor impactó a su vez contra otro, que también sufrió daños y terminó estrellándose contra la fuente de energía del escudo que protegía el planeta en el que se encontraban los planos de la Estrella de la Muerte. El escudo fue deshabilitado, y los rebeldes recogieron los planos secretos que llevarían a la futura destrucción de la estación de combate imperial. Ante esas circunstancias es normal que un seguidor de Star Wars: Armada piense “¿Y todo eso con una carta de daño boca abajo?”

La expansión Corbetas Cabeza de Martillo para Star Wars: Armada te da la oportunidad de poner en juego tu propia corbeta y cargar contra los Destructores Estelares enemigos. Las corbetas vienen especialmente bien equipadas para el ataque frontal, con tiradas de tres dados para el armamento de la batería delantera. Y bien protegidas, con el doble de escudos en su zona de casco delantero. Son naves duras, preparadas para ir de frente y por tanto con poca maniobrabilidad. Los ataques y mejoras de la nave están pensados para el combate a corta distancia, por lo que la mejor manera de emplear una corbeta cabeza de martillo para ganar ventaja sobre nuestro adversario es hacer lo que se le da bien, impactar. Así que convendría no subestimar su poder decisivo en la batalla.

Una de las razones por las que las corbetas Cabeza de Martillo tienen tanta potencia de fuego, incluso por encima de las de su clase, es porque con una inversión mínima en la corbeta torpedera de solo treinta y seis punto de flota, la Cabeza de Martillo deja mucho margen para invertir en mejoras. Y algunas de esas actualizaciones pueden marcar la diferencia en tu partida de Star Wars: Armada. Las corbetas pueden equipar, por ejemplo, un conjunto de afustes externos por solo tres puntos de flota, lo que te permite jugártela en un movimiento heroico por partida usando un par extra de dados negros. Es más, montando los afustes externos y concentrando el fuego, la corbeta cabeza de martillo puede golpear con la misma potencia de fuego que un destructor estelar.

Adquirir una mejora de un solo uso está justificado en este caso, frente a hacerse con una mejora permanente, porque de todas maneras se considera que una nave de base pequeña como estas corbetas no suelen soportar más de un ataque de una de las grandes naves del Imperio, y su coste de tres puntos es un considerable ahorro frente a otras opciones permanentes con un coste mucho más alto.

Pero incluso esta mejora en el arsenal de tu corbeta Cabeza de Martillo no refleja realmente todo lo que esta nave puede ofrecerte. Después de todo, tus naves de Star Wars: Armada, son solo herramientas, armas de guerra diseñadas para ser usadas por los capitanes y la tripulación que las pilotan, así como por los almirantes que las comandan. Las naves son mucho más eficaces cuando tienen tripulaciones que son lo suficientemente creativas, valientes y con talento como para hacer el mejor uso posible de ellas, y la expansión de Corbetas Cabeza de Martillo incluye algunos equipos de abordaje.

Cham Syndulla, por tan solo cinco puntos de flota, te da la capacidad de elegir una nueva orden por cada selector de orden asignado a una nave enemiga que esté en alcance corto. Desde colocar órdenes para escuadrones de cazas, aunque la nave no tenga cazas a los que dar órdenes, hasta cambiar órdenes de reparación por órdenes de navegación que lleven a la nave enemiga a chocar contra tus Cabezas de Martillo.

La expansión de Corbetas Cabeza de Martillo también incluye otros tripulantes que aportan nuevas formas de combatir al enemigo y ofrecen más opciones tácticas en tus combates.

Hondo Ohnaka, ofrece la siguiente capacidad : Al comienzo de la fase de Naves, puedes descartar esta carta para elegir hasta 2 fichas de Orden diferentes y colocarlas en 2 naves diferentes. Luego, tu adversario elige 2 fichas de Orden diferentes que tú no elegiste y las coloca en 2 naves diferentes. En principio parece un trato justo, pero si se usa en el momento correcto, puedes conseguir las dos fichas que más necesitas y dejar al adversario dos fichas inútiles para él.

Leia Organa no solo tiene entrenamiento diplomático, también es una oficial militar, y su capacidad ofrece resolver una orden mediante el gasto de un selector de Orden y además como si gastara la ficha de Orden correspondiente. Leia Organa permite que las naves que están limitadas para acumular fichas de Orden puedan combatir con una capacidad superior a su clase.

Por último, la expansión de Corbetas Cabeza de Martillo presenta la mejora Fuerza Operativa. Estas mejoras de Título asignan las Corbetas Cabeza de Martillo a una de las dos Fuerzas Operativas.

La Fuerza Operativa Antilles aumenta considerablemente la capacidad de absorber daño de tus Corbetas Cabeza de Martillo, ya que permite repartir el daño recibido entre distintas naves, y gracias a eso evitar daños críticos que destruyan la nave o la dejen inservible para el combate.

La Fuerza Operativa Organa es algo más complicada de usar. Al atacar puedes elegir y agotar una copia de la carta que esté en otra nave aliada a distancia 1-3 para volver a tirar hasta 2 dados de ataque. Sin embargo, mientras esta carta de mejora esté agotada, no puedes efectuar ataques contra naves. Esta carta hace que elegir el momento del ataque sea muy importante, activando al menos la mitad de las naves de la Fuerza Operativa Organa antes de agotar la carta. Así consigues todos tus dados de ataque y puedes repetir las tiradas de tus ataques posteriores al agotar la mejora de las naves que ya han sido activadas.

Una vez que tengas en tus manos la expansión de Corbetas Cabeza de Martillopodrás asegurarte de que el Almirante Raddus no sea el único que tenga grandes ideas sobre cómo usar estas venerables naves en combate. Puede que las naves sean pequeñas, pero todo dependerá de cómo las equipes y las hagas volar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?