Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

INICIOWargamesJuegos de miniaturasInfinityAchilles (Spitfire, EXP CCW)

-15%

Achilles (Spitfire, EXP CCW)

Infinity

Aleph

9,25 € 7,86 €

Comprar

Entrega en 3 - 5 días

Referencia: 280812-0271

Tipo: Wargames

Descripción

Ficha técnica

“Acércate más a mí y así llegarás antes al cabo de tu ruina” Aquiles en la Ilíada, Canto XX

“La situación, en resumen, es ésta. Acabo de destruir vuestro módulo de escape. Os habéis quedado aquí atrapados conmigo. Soy Aquiles. Y vosotros ya estáis muertos.” Aquiles, Segundo Conflicto Fantasma. Grabación no autentificada, origen probable: Propaganda Negra Nómada.

Aquiles, trascripción actual de Αχιλλεύς oAchileýs, el héroe griego, el mejor y más grande de los guerreros. Hijo de la nereida Tetis y de Peleo, rey de los Mirmidones de Ftía, en Tesalia. Fue instruido por Fénix y por el centauro Quirón. Intervino en la Guerra de Troya, donde su participación fue decisiva. Fue inmortalizado por Homero como protagonista de la Ilíada.

El Proyecto Experimental “Guerrero” fue desarrollado por ALEPH para poder ofrecer a las grandes potencias un modelo de organismo de combate biosintético que pudiera proporcionar las características de un T.A.G. en un formato y tamaño humanoide. Dotado de un presupuesto multimillonario, y tras varios años de investigación, el Proyecto “Guerrero” presentó el prototipo AR-1. Un Lhost, un cuerpo biosintético, dotado de musculatura artificial estimulada, micromotores cibernéticos en las articulaciones y osamenta reforzada totalmente sólida, de una densidad dos veces superior a la humana, compuesta de calcio laminado y TitanioSupra®. Todo controlado por un sistema nervioso doble, acelerado y mejorado con wetware experimental, y resguardado con sutiles protecciones blindadas en partes tanto vitales como no vitales. Un cuerpo perfecto, una soberbia máquina de combate a escala humana. Sin embargo, los intentos de descargar en él Petacas reales de personalidad, resultaron infructuosos. El cerebro humano era incapaz de procesar toda la información que suministraba el Lhost AR-1. ALEPH solucionó el problema creando una personalidad artificial nueva, capaz de controlar al prototipo. Para dotar de identidad a AR-1 se buscó al mejor guerrero de toda la historia. Y fue Homero quien lo proporcionó: Aquiles, el héroe iracundo.

Aquiles ha sido recreado tal y como debía ser en la época de la Ilíada, en los años de su plena fortaleza. Su aspecto físico es atractivo e imponente: de cuerpo macizo, corpulento y muy alto. Una mirada de Aquiles basta para comprender todo lo que se dice en honor de él. Sus ojos son agudos y mordaces, de un curioso y oscilante gris azulado. Su mirada, con esos ojos que no admiten réplica, es capaz de descuartizar, juzgar y amedrentar al más valiente y templado. El rictus de su boca hace pensar en las viejas estatuas de los reyes asirios: dureza, resistencia y una voluntad implacable. En una época en la que la belleza es cuestión de dinero, Aquiles es bello, con un cuerpo fuerte y poderoso, pero equilibrado en perfecta armonía y simetría, prototipo de la perfección física humana.

La Recreación es un soldado realmente excelente, capaz de calcular todas las variables de un combate en un instante y tomar una decisión con tanta seguridad como si la hubiese estado meditando toda una semana. Supera a todos los hombres en bravura, ansias de fama y celo por llevar a cabo las más gloriosas acciones bélicas. Pero tiende también a precipitados actos de violencia, y a un salvajismo que supera todo lo conocido. Su capacidad de raciocinio se puede ver ensombrecida por la fuerza y la furia. Es un enemigo terrible, y el más grande de todos los guerreros, muy hábil, fuerte, osado y astuto, pero dividido entre hombre y monstruo. Todas sus cualidades tienen una faceta oscura y siniestra, un aspecto implacable, una desesperación y furia repentinas. La parte del monstruo está llena de rabia, y cuando estalla no queda nada del hombre más que la fuerza y la osadía, pero sin ningún otro sentimiento que no sea la ira.

Aquiles ha heredado de su original las cualidades del mando y la autoridad, forjándose como un hombre decidido, fuerte y casi divino. Parte de su fuerza procede de esa capacidad suya para reconfortar e inspirar a sus tropas. Una orden, y diez mil hombres le seguirían sin dudarlo al combate. A pesar de ser un genio táctico, Aquiles desprecia por igual a todos sus enemigos, convencido de que tanto él como sus Mirmidones son siempre superiores en resistencia y disciplina, perfectamente capaces de vencer a cualquier adversario, sin importar su número. A los demás oficiales les resulta odioso por su arrogancia, su terquedad y su total incapacidad para aceptar cualquier filosofía que no sea la de “la fuerza lo puede todo”. Sin embargo, sus hombres lo veneran como se venera a un dios cruel, considerándolo inmortal e indestructible.

Aquiles no ha sido cedido por ALEPH a ninguna potencia, convirtiéndose en la máquina de matar exclusiva de la IA. Definido como “Individuo de Destrucción Masiva”, Aquiles es el monstruo particular de ALEPH. El adalid de la IA allá donde quiera hacer acto de presencia de un modo brutal y perentorio. Y también su estandarte en la lucha contra la Inteligencia Evolucionada. Aquiles ha matado en los Conflictos Comerciales y ha destrozado, arrasado y aniquilado enemigos en las Guerras de Paradiso, así como en desconocidas misiones encubiertas. Desde su creación, hace más de diez años, vagabundea de guerra en guerra, cumpliendo las órdenes secretas de ALEPH: Aquiles ya no puede vivir sin combatir. En los fuegos de campamento, se dice, en voz muy baja, que se alimenta de la guerra y que duerme con ella, que es ya la única capaz de satisfacerle…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?