Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

INICIOWargamesJuegos de miniaturasInfinityJoe 'Scarface' Turner, Mercenary TAG Pilot

-18%

Joe 'Scarface' Turner, Mercenary TAG Pilot

Infinity

Mercenarios

10,25 € 8,40 €

Comprar

Entrega en 3 - 5 días

Referencia: 280725-0666

Tipo: Wargames

Descripción

Ficha Técnica

“Podéis rezar una oración, pero que sea cortita, porque os habré matado a todos antes de que podáis terminar una larga.”

Frase atribuida a Joe “Scarface” Turner. Revueltas Sindicales del circuito Júpiter-Plutón.

“¡Joe! ¡No saltes ahí abajo! ¡Me da igual que se hayan reagrupado al fondo de la Bodega-C! ¡Es muy profunda, y no tengo recambios para los potenciadores de las piernas! ¡Oh... muy bien, serás idiota! ¡Gracias, gracias hermanito!”

Cordelia Turner a través del intercomunicador de Scarface. Operaciones defensivas del astillero orbital Arco Rojo, bajo contrato de la corporación Metroplex.

Hace toda una vida, Joe Turner fue uno de los jóvenes luchadores por la libertad de la República Corporativa Independiente del Grupo Meteora. Aquel microsatélite de Borde de la Humanidad se rebeló contra el régimen de neo-esclavitud al que lo tenía sometido su propietaria, la corporación Chrommia. La revolución del asteroide fue apoyada en secreto por Yǎnjīng, el servicio de inteligencia de Yu Jing, siempre volcado en dañar los intereses de PanOceanía y de sus corporaciones. Joe, junto con otros muchachos, fue llevado furtivamente a un centro de entrenamiento clandestino de Yǎnjīng, donde le enseñaron a pilotar TAG y le aficionaron a las drogas de combate Grado-5. No sé si has conocido alguna vez a algún adicto a las drogas de combate Grado-5, que Yǎnjīng desarrolló para distribuir en territorios de frontera y en el Tercer Mundo. Por muy majo que seas, te cambia radicalmente. Te vuelve un sociópata violento y peligroso. Y Joe ya no es que fuera muy majo de nacimiento. Así que, al término de su revolución, Joe descubrió que nadie quería que se quedara en aquel pedazo de roca por el que había arriesgado el pellejo. Se despidió de su familia, lio el petate y se largó a recorrer la Esfera como piloto mercenario de TAG.

En algún momento de su carrera, Joe se deshizo de la chatarra que le dieran los de Yǎnjīng y se consiguió su actual TAG, un Ramhorn-327, serie producida en masa por WarTechWorks INC. para vender o regalar a repúblicas bananeras afines a PanOceanía. Con el tiempo, Joe modificaría su Ramhorn, adaptándolo a su particular estilo de combate, y personalizando la interfaz para que respondiera a un sistema nervioso tan baqueteado por el Grado-5 como estaba el suyo. Durante las Revueltas Sindicales del circuito Júpiter-Plutón, derrotaría en combate cerrado a un O-Yoroi, que, sin embargo, le partiría la placa facial de un tajo. Orgulloso de su victoria, Joe nunca repararía ese corte, que lleva como un trofeo, una condecoración al valor que le ha dado el sobrenombre con el que es conocido en el mundo de los soldados de fortuna: Scarface, “Caracortada”.

Saltando de un contrato a otro, y arrastrado al infierno de las drogas por el Grado-5, Scarface se haría con una sangrienta y bien merecida reputación. Pero donde tocaría fondo sería durante los Conflictos Comerciales de Ariadna. Allí, trabajando para la Sociedad Drusa al servicio de la compañía MagnaObra, cometió todo tipo de excesos que la corporación exigía como medidas de terror para doblegar al pueblo highlander. Desde entonces, Scarface es un proscrito en Caledonia, donde han puesto precio a su cabeza.

Parecía que nada podría impedir que Scarface continuara su particular descenso al abismo, pero todo cambió con la muerte de sus padres en un extraño accidente laboral. La independencia había hecho poco por mejorar la situación de los trabajadores de Meteora y sus padres murieron en confusas circunstancias, dejando a su hermana pre-adolescente sin otro apoyo que el bala perdida de Scarface. La joven Cordelia no podía quedarse sola en Meteora, por lo que Scarface se la llevó consigo, de campaña, dejándola en retaguardia con el personal de apoyo y los técnicos de mantenimiento mientras él se encontraba en el frente. Cordelia pronto se sintió atraída por el ambiente paramilitar, por la fácil camaradería de aquellos hombres solitarios, pendencieros y bebedores que rápidamente la adoptaron como mascota del grupo. Decidida a ayudar a su hermano en todo lo posible, Cordelia aprendería de los técnicos y mecánicos todos los secretos del mantenimiento de campaña. Aprovechando las largas horas en retaguardia, Cordelia pasaría de aprendiz a ingeniero de combate con la facilidad que sólo puede proporcionar un talento innato, tal vez heredado de sus padres.

Scarface, espoleado por la repentina responsabilidad de tener que cuidar de su hermana pequeña, encontró fuerzas para dejar las drogas de combate. Gracias al apoyo insustituible de Cordelia, Scarface cortó su destructiva relación con el Grado-5. No le resultó fácil, fue un proceso largo y doloroso pero, aunque lleva años limpio, las secuelas del Grado-5 siguen ahí, y su temperamento continúa siendo una olla a presión a punto de estallar. Scarface aún arrastra una serie de reflejos residuales de su problema con el Grado-5, a causa de sus sinapsis neuronales alteradas por los efectos de la droga. La interfaz ya no sólo causa problemas a Scarface, sino también dolor, un dolor sordo y constante, capaz de arrastrarlo a la locura y la muerte por sobrealimentación. Lo único que evita que muera en medio de una terrible agonía cuando está conectado a su TAG es el exhaustivo trabajo de Cordelia. La joven ingeniera ha sabido atenuar el dolor instalando amortiguadores sinápticos y realizando una continua labor de mantenimiento en el enlace neurocuantrónico de los replicadores de movimiento del Ramhorn. Pero, a pesar de todos sus problemas, lo que Scarface conserva plenamente intacto es su instinto de combate, que lo ha convertido en uno de los pilotos más peligrosos de toda la Esfera. Ahora, los dos hermanos forman equipo. Scarface en vanguardia, corriendo de frente hacia el enemigo, con Cordelia detrás, convertida en el Pepito Grillo del dúo, siempre dispuesta a reparar y a sacar del atolladero al inconsciente de su hermano mayor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?