Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

INICIOWargamesJuegos de miniaturasInfinityAvicenna, Mercenary Doctor

-18%

Avicenna, Mercenary Doctor

Infinity

Mercenarios

10,25 € 8,40 €

Agotado

Entrega en 3 - 5 días

Referencia: 280719-0554

Tipo: Wargames

Descripción

Ficha técnica

“No lo permitiré. Soy médico y ante esto, mi tapadera no importa. A partir de ahora, Avicena vuelve a ejercer.”

Avicena, identificado por la SSS de ALEPH durante la Epidemia de la Fiebre Roja, área colonial de la Frontera Sur de la región de Solokov. Svalarheima.

Abū ´Alī al-Husayn ibn Sīnā (979-1037) fue conocido en Occidente como Avicena. Relevante filósofo y médico árabe, llegaría a ser llamado Príncipe de los Médicos. Autor del “Canon de la Medicina”, su obra sirvió como texto de enseñanza de Medicina en Europa y Asia durante cuatro siglos. Su reputación le valió honores, fortuna e incluso poder político. Su vida fue muy agitada, y en ella se mezclaron tanto los estudios como los placeres.

Aun en la actualidad, el auténtico objetivo del Proyecto “Hakim” desarrollado por ALEPH permanece oculto. La inversión necesaria para desarrollar una Recreación no justifica los simples fines científicos o experimentales. Circula un rumor en los mentideros de Inteligencia y en los foros de teorías conspirativas acerca del origen de este proyecto. Se dice que formaba la punta de lanza de una operación desarrollada por ALEPH para ganarse los corazones y las mentes de la sociedad haqqislamita. El objetivo sería volverla más abierta a una mayor presencia de la IA, al igual que en PanOceanía o Yu Jing, empleando la Recreación de Avicena como embajador. Fuera cierto o no, el peligro que amenazaba la independencia de la cultura filosófica haqqislamita era suficiente para la secta Hassassin. En connivencia con Mano Negra, los Hassassin secuestraron a Avicena, simulando su muerte en un atentado. Su cuerpo, desconectado de ALEPH, se trasladó a uno de los Laboratorios Negros de Praxis donde fue estudiado y analizado. Se extirparon y destruyeron todos los elementos de hardware, software, wetware y nanoware que enlazaban a la Recreación con ALEPH, insertando nuevos y esotéricos componentes sacados de las HelloBoxes de los ArTecnodivarius.

Pero, para desarrollar la segunda fase del proyecto de investigación, era imprescindible que a ALEPH le resultara prácticamente imposible rastrear y localizar a Avicena. Por tanto, una vez concluyó la investigación de laboratorio, la Recreación fue sometida al Programa de Protección de Testigos de Mano Negra, el más seguro de la Esfera Humana. Le implantaron un chip de identidad nuevo y perfecto. Emplearon amnesia parcial inducida para borrar los aspectos más controvertidos de su identidad. Por último, efectuaron unos ligeros ajustes en su software de personalidad para facilitar su adaptación a su nuevo cuerpo: un Lhost femenino de factura avanzada, proporcionado por la secta Hassassin. Y Avicena ya tenía un nuevo yo. Durante varios años viviría bajo la identidad de una joven estudiante de doctorado en la Universidad-Bimaristán de Medina, mientras era observada y vigilada tanto por los Hassassin como por los científicos Nómadas. Se cree que la información obtenida de este estudio es enorme. Pero, poco a poco, los efectos de la amnesia fueron desapareciendo, saliendo a la superficie diferentes aspectos del verdadero carácter de Avicena. Paulatinamente, la personalidad-tapadera proporcionada por Mano Negra iría absorbiendo y fundiendo esos retazos de la personalidad original creada por ALEPH, cuya integridad se vería tan comprometida que nunca más sería la misma.

Al finalizar el proyecto de investigación, y como pequeña venganza contra ALEPH, Avicena fue liberada de la vigilancia Hassassin y Nómada, siendo libre de escoger su propio destino. Ávida de experiencias, decidió abandonar Bourak para explorar el espacio humano, y visitar aquellos lugares con los que su original sólo había podido soñar. Impelida por su afán de conocimiento y de libertad, recorrería la Esfera bajo identidades diferentes, ofreciendo servicios médicos especializados. Su sentido de la aventura la haría enrolarse como oficial médico en varias Compañías Mercenarias, cambiando de identidad de unas a otras, para evitar que ALEPH pueda localizarla.

Avicena es una incansable viajera pero, al igual que su original, también una gran amante de las comodidades, los lujos y los placeres mundanos. Por ello, se ve constantemente obligada a hacer paradas en su continuo y lujoso vagabundeo, para cumplir contratos como médico personal o de dotación. Contratos con los que poder costearse las siguientes etapas de su incesante viaje de placer. Durante un tiempo ejerció como médico de campaña, luchando con éxito contra las fiebres de diseño que asolaban a los colonos de Isla Nimatan. Pero sus denuncias contra un conglomerado farmacéutico atrajeron demasiada atención sobre ella, debiendo desvanecerse de nuevo en el nebuloso mundo de las Compañías Mercenarias. Actualmente es prácticamente imposible saber bajo qué identidad se oculta Avicena. O incluso si realmente existe, pues no hay documentación oficial que respalde ni un solo punto de esta historia, que puede no ser nada más que una leyenda urbana, otro subproducto de las muchas teorías conspirativas que rodean a ALEPH...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?