Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

INICIOWargamesJuegos de miniaturasInfinityMagister Knights

-15%

Magister Knights

Infinity

PanOceanía

35,95 € 30,56 €

Comprar

Entrega en 3 - 5 días

Referencia: 280247-0288

Tipo: Wargames

Descripción

Ficha técnica

“Deus est nostrum contego quod tutela” (Dios es nuestro escudo y protección). Leyenda presente en la enseña de los Caballeros Magistrales.

Los Caballeros Magistrales son aquellos que se han consagrado por completo a la causa de la Iglesia militante y combativa. Un ejemplo para todos, y más especialmente para los demás miembros de la Orden religiosa a la que pertenezcan. Las comitivas de Magistrales poseen una ética basada en el valor, la fidelidad al Papa y al compañero de armas, sin olvidar los cánones eclesiásticos de servicio a la Iglesia y la defensa de los pauperes –los más débiles– llevada hasta el sacrificio de sí mismos. Encarnan a la perfección el concepto de Miles Sancti Petri, soldados de San Pedro, el Papa. Los Magistrales son denominados “Caballeros Pobres” porque han asumido a rajatabla el programa de austeridad de la propaganda eclesiástica, dejando a un lado su sed de gloria, de riquezas y de aventura, para consagrarse a este estricto programa que prescribe el voto de combate junto a los de castidad, obediencia y pobreza personal característicos de la tradición monástica. El Caballero Magistral lleva el cráneo rapado, con los conectores de sus implantes y de la Petaca a la vista, en señal de penitencia y austeridad. Sólo interviene en misiones u operaciones de combate, o aquellas que le sean útiles para la guerra. Nunca se le verá en desfiles, ceremonias ni tareas de vigilancia o de retaguardia, porque es un guerrero de Dios con una misión. El Magistral es un monje y, sin embargo, mata, ésa es su maldición, aunque la muerte del pagano, del alienígena, se hace necesaria para defender a los cristianos y para impedir la injusticia. Más que al enemigo, el Magistral debe matar al Mal en todas sus formas y, sin duda, el pagano y el alienígena son portadores del Mal, siendo su muerte una ejecución de dicho Mal, antes que un homicidio. Así, en su continua persecución del Mal, el Caballero Magistral se convierte en el voluntario por excelencia, ofreciéndose siempre para participar en las misiones más peligrosas, en primera línea, ocupando el lugar del compañero y así protegiéndolo. No teme a la muerte, porque el auténtico creyente sabe que este Valle de Lágrimas no es más que una prueba para el espíritu, y será feliz sacrificando su vida al servicio de la obra de Dios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?