Envío gratuito a partir de 60 €

0 0,00

La cesta está vacía

TacticWARS

644618444

INICIOWargamesJuegos de miniaturasInfinityBrigadier Jacques Bruant, Sous-officier des Métros (Molotok)

-15%

Brigadier Jacques Bruant, Sous-officier des Métros (Molotok)

Infinity

Ariadna

9,25 € 7,86 €

Agotado

Entrega en 3 - 5 días

Referencia: 280165-0459

Tipo: Wargames

Descripción

Ficha técnica

Bruant no es más que un hombre, pero un hombre dotado de una ventaja. Es un cabrón mezquino. Mezquino y oscuro.”

Coronel Yevgueni Vorodin. Cuerpo Diplomático Cosaco. Sesión de evaluación del Primer Cuerpo Expedicionario Ariadno destinado a Paradiso. Oficinas de la delegación de O-12. Matr.

Es cierto que he hecho cosas que los santurrones de despacho llamaríais despreciables. Cosas malas. Pero son el tipo de cosas que nos han permitido a mis hombres y a mí volver sanos y salvos, acciones que fueron cometidas en primera línea de batalla y en nombre de mi bandera, así que no me siento culpable.”

Brigadier Jacques Bruant. Fragmento de la entrevista de evaluación para el Primer Cuerpo Expedicionario Ariadno.

El tercer día de su servicio activo, Bruant despertó tirado en una zanja de un bosque ariadno, empapado por la lluvia, esposado a un cadáver y perseguido por fuerzas del Servicio Imperial de Yu Jing. Eran los primeros compases de los Conflictos Comerciales de Ariadna y Bruant los vivió siendo capturado y fugándose engrilletado a un compañero, que no supo cómo sobrevivir a una ráfaga de Fusil Combi. Bruant tuvo que huir de las patrullas enemigas y de los cazadores Antípodas a través de la densa espesura ariadna, sin saber muy bien dónde podrían estar sus propias líneas, ni si éstas habrían caído ya bajo el empuje de las tropas estadoimperiales. Desde luego, no es el comienzo más alentador ni el más glorioso de una carrera militar, pero sí el que te prepara para cualquier cosa.

Bruant no es un héroe, desde luego no lo es en el sentido típico, pero es alguien que hará todo lo que sea necesario para seguir vivo. También es alguien que considera tan indignante que pretendan matarlo que tratará de acribillar a todo aquel que lo intente. Sin ser éstas las mejores cualidades marciales del mundo, y ciertamente son poco ejemplares, en cambio son suficientes para convertirlo en un buen soldado, claro que no exactamente de los que ascienden o de los que hacen méritos.

Aún así, el propio Bruant es consciente de que sus probabilidades de ascenso son escasas, porque la sombra de la sospecha planea sobre su expediente. El cadáver que se vio obligado a arrastrar en su huída, era el del sargento Lecomte. Numerosos testigos recuerdan haber viso al sargento insultar y golpear a Bruant el día de su llegada al campamento. El cuerpo de Lecomte, además de los impactos de bala, presentaba también el cráneo aplastado de un modo brutal. En las declaraciones de Bruant consta que el cadáver recibió varios golpes al caer ambos por un terraplén durante la escapada. Al encontrarse en plena ofensiva de las fuerzas de Yu Jing, no había tiempo para realizar una autopsia, por lo que su versión fue aceptada sin comprobar. Pero todos saben que Bruant no lleva nada bien el ser golpeado, y su odio personal por el sargento Lecomte era bien conocido por todos... En definitiva, que Bruant resulta un individuo demasiado torvo como para que nadie quiera verlo ejercer más allá que como jefe de equipo. Es cierto que es la clase de hombre que quieres tener a tu lado en combate, pero no el que te gustaría presentar a tus hijos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

¿Necesitas ayuda?